• Equipo Impacta

Historia de Éxito 002: Alejandra y Andrea Guardia

Actualizado: 21 de oct de 2020

¡Conozcan a Alejandra y Andrea! El interés de ambas por la gestión pública y su potencial impacto sobre la realidad de todos los peruanos las ha llevado a comprometerse con ser agentes de cambio dentro del sector público.





¿Cómo nació su interés por la gestión pública?


Alejandra: Desde muy pequeñas nos dimos cuenta de las dificultades que enfrentan muchas familias de estratos socioeconómicos bajos. Al vivir por más de diez años fuera de Lima, tuvimos la oportunidad de trabajar muy de cerca con poblaciones vulnerables de asentamientos humanos aledaños. Desde ahí surgió nuestro el interés por generar reformas que puedan cambiar la vida de las personas. Por ello, desde los 13 años y junto a otros amigos fundamos una agrupación juvenil que busca fortalecer las capacidades de las comunidades para salir de la pobreza. Hoy somos más de 50 jóvenes los que la conforman y apoyan su desarrollo en Lima y Ayacucho. A partir de esta experiencia y de la carrera que seguimos (Economía) creemos en la importancia de fortalecer la gestión pública, por ser la mejor herramienta que tenemos para impactar de manera positiva y efectiva en todo el país.


Andrea: Adicionalmente, algo que nos ha servido de gran inspiración es el ejemplo de nuestros padres, quienes han dedicado gran parte de su vida profesional a la gestión pública. Particularmente, la experiencia de mi madre ha estado siempre orientada a mejorar la educación de niños y niñas, así como a apoyar a mujeres en la lucha contra la violencia física y psicológica. Su contribución como funcionaria pública de alta dirección en entidades como el Colegio Mayor Secundario Presidente del Perú, el Ministerio de Educación y el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, nos permitió entender que también nosotras podemos transformar las realidades de diferentes familias desde nuestra contribución profesional.


¿Qué les apasiona de trabajar en gestión pública?


Andrea: La gestión pública es apasionante por el gran impacto que generan las intervenciones del Estado en la vida de los ciudadanos. En mi caso, gran parte de mi experiencia profesional estuvo enfocada en proyectos de infraestructura pública, los cuales suponen inversiones de miles de millones de dólares por parte del Estado e impactan no solo en las cifras macroeconómicas, sino también en la mejora de la productividad y calidad de vida de los peruanos. Por ejemplo, en mi paso por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), analicé megaproyectos de inversión de sectores como saneamiento, transportes e hidrocarburos, y realicé seguimiento al avance de proyectos en sectores como educación, salud, energía y minería. Asimismo, durante mi estancia en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), evalué proyectos de infraestructura del sector porturario y vías navegables, los cuales generan accesibilidad y conectividad en el país. En ese sentido, observar los resultados de todas estas intervenciones en las cuales tuve la oportunidad de aportar, es lo que más me apasiona de trabajar en el sector público.


Alejandra: Yo vengo de trabajar en el sector privado apoyando el diseño de herramientas de gestión pública y creo que la diferencia es notable respecto al impacto que puedes generar si las desarrollas trabajando desde el Estado. Muchas estrategias propuestas desde el sector privado tienen potencial para desarrollarse; lamentablemente, la mayoría de ellas termina archivándose, al no contar con el compromiso de funcionarios y organismos de gobierno por implementarlas. Creo que estar dentro del sector público permite no solo diseñar acciones estratégicas, sino implementarlas a gran escala y proponer recomendaciones que las fortalezcan en el tiempo.


Desde su centro de trabajo, ¿cómo se contribuye con la gestión pública en el país?


Alejandra: Actualmente, trabajo en la Dirección General de Presupuesto Público del MEF, en la dirección que tiene a cargo la programación del presupuesto público a nivel nacional. Este trabajo tiene la enorme responsabilidad de distribuir los limitados recursos públicos de la manera más eficiente posible para atender la prestación de bienes y servicios públicos de todos los sectores del país. Sin embargo, mi trabajo no se limita a la asignación de recursos, sino que también me da la oportunidad de diseñar y promover el cumplimiento de estrategias que mejoren la prestación de servicios del Estado. Así, mediante la aplicación de incentivos presupuestarios u otras disposiciones, podemos proponer herramientas que aceleren la provisión de bienes y servicios públicos a la población.


Andrea: Por mi parte, actualmente trabajo en el Despacho Viceministerial de MYPE e Industrias del Ministerio de la Producción (PRODUCE). Desde el despacho se evalúan políticas para mejorar la competitividad de las micro y pequeñas empresas (MYPE), así como del sector industrial. Por un lado, las MIPYME son piezas fundamentales en la actividad económica de nuestro país, en tanto representan el 99.5% del total de empresas formales en la economía peruana y generan alrededor del 60% de la PEA ocupada, de acuerdo a PRODUCE. Sin embargo, un gran número de MYPES requieren aún formalizarse y recibir apoyo del Estado para mejorar su competitividad en el mercado. En ese sentido, PRODUCE despliega diversos programas que brindan servicios de gestión empresarial, uso de instrumentos financieros, innovación, investigación tecnológica, acceso a mercados, entre otros servicios. En el caso de la promoción del desarrollo industrial, PRODUCE se encuentra diseñando políticas de fortalecimiento de la infraestructura productiva para el promover el desarrollo industrial.


¿Cuál proyecto en el que hayan participado generó un beneficio social?


Andrea: Destacaría el megaproyecto de la Línea 2 del Metro de Lima que evalué cuando trabajaba en el MEF. Este es uno de los proyectos de inversión más grandes que tiene el país, con un monto de inversión de más de 5 mil millones de dólares. La Línea 2 será el primer tren subterráneo que tendrá Lima y permitirá conectar la ciudad de este a oeste, reduciendo considerablemente el tráfico actual. En el 2018, cuando evaluamos el proyecto en el MEF, esta obra presentaba retrasos en su ejecución, los cuales ese año pudieron superarse y se pudo retomar la obra. Esperemos que un futuro cercano pueda inaugurarse el primer tramo de la Línea.


Alejandra: El acercamiento a los funcionarios públicos de todo el país para el seguimiento a la ejecución de inversiones nos permitió recoger y solucionar en gran medida las dificultades que nuestros gestores públicos enfrentan en los Gobiernos Regionales y Locales. El despliegue de asistencia técnica que brindamos durante el 2019 para orientarlos sobre estrategias para acelerar la ejecución de su presupuesto, resolver problemas en los procesos de contrataciones y destrabar las inversiones, logró un crecimiento histórico de la ejecución presupuestal en enero y febrero del 2020, no observada en los últimos 10 años. Ello no solo ha permitido dinamizar la economía, sino también contribuir al cierre de brechas de infraestructura de transporte, saneamiento, salud y educación, así como otorgar bienes y servicios de necesidad inmediata.


¿Cómo se ven en cinco años?


Andrea: Mi experiencia profesional en el Estado me ha permitido desarrollar una línea de carrera en gestión pública que me gustaría continuar consolidando. Mi meta para los próximos años es estudiar una maestría que profundice mis conocimientos en formulación y evaluación de políticas públicas. De esta manera, a mi retorno espero reinsertarme en el sector público y aportar de la mejor manera en diferentes sectores del Estado.


Alejandra: En unos años espero haber complementado mi formación con un programa de maestría en el extranjero orientado al desarrollo de políticas públicas. Al regresar quisiera trabajar más de cerca dentro de un sector, ya sea el de transporte, educación o vivienda y saneamiento, por decir algunos ejemplos. Si bien desde el MEF, estoy teniendo una experiencia más macro y transversal sobre cómo se pueden desarrollar políticas de apoyo, quisiera entender a mayor profundidad la perspectiva de cada sector sobre las herramientas de gestión que podrían aplicar y los cuellos de botella que enfrentan. Además, me gustaría seguir viendo en el futuro el tema de proyectos de inversión que finalmente son herramientas que brindan gran cantidad de empleo, generan infraestructura y servicios y contribuye a cerrar las enormes brechas existentes.


¿Cómo se sienten ahora que ambas están trabajando desde el sector público?


Andrea y Alejandra: Trabajar en el sector público es una experiencia exigente y desafiante, porque cada estrategia y política pública que se despliega requiere de una evaluación diligente que involucra gran responsabilidad. Niños, jóvenes y adultos de cada rincón del país requieren intervenciones del Estado que les permitan tener acceso a educación y salud de calidad, un empleo digno, posibilidades de emprender su propio negocio y mejorar su calidad de vida. Si bien el trabajo en el sector público no es una tarea fácil, al final del día es gratificante saber que nuestro trabajo cambia la vida de miles de personas en todo el Perú, en especial de quienes viven en condiciones de vulnerabilidad y requieren acciones inmediatas.


¡Para este artículo, agradecemos a Alberto Saldarriaga del Equipo Impacta y en especial a Andrea y Alejandra Guardia por su tiempo!



2,535 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

©2021 por Náufrago Studio