• Martin Sanchez

Historia de Éxito 011: Jorge Tudela

¡Conozcamos a Jorge! Economista que trabaja en temas de macroeconomía, crecimiento y desarrollo económico, con experiencia trabajando en el sector público y en investigación aplicada. Jorge nos cuenta sobre los inicios de su pasión por el desarrollo y la importancia de la capacidad gestora del Estado.


  • Jorge Tudela Pye: 32 años. Economista por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Magíster en Economía por la PUCP y en Administración Pública y Desarrollo Internacional (MPA/ID) por la Escuela John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. Actualmente trabaja como Economista (Young Professional) en el Banco Mundial y es Asociado del Growth Lab en el Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard.

1) ¿Nos podrías contar qué te motivó a entrar a la gestión pública y qué proyectos viste durante ese tiempo?


Mi interés, no solo por la gestión pública, sino también por la economía y el desarrollo, empezó durante la pubertad y adolescencia, cuando se volvían a debatir las reformas estructurales de los 90, sus éxitos, limitaciones, y sobre las nuevas reformas que podrían venir en los 2000. Es durante esos años que uno se hace mucho más consciente del país donde vive y sus retos. Luego, estudiar en la PUCP afianzó ese interés, no solo por el hecho de estudiar economía sino también por las dinámicas dentro de la misma universidad y el contexto político del país. Aprendí mucho de mis compañeros y compañeras de clase y, en especial, de mis grandes maestros y maestras en la facultad de Ciencias Sociales y de Estudios Generales Letras. A ellos y ellas les debo mucho del interés que tengo por la gestión pública, la economía y el desarrollo económico.


Los temas en los que trabajé durante mi tiempo en el Estado estuvieron relacionados con temas fiscales y de desarrollo productivo, para ser más específico. Tuve la suerte de trabajar en el MEF y en PRODUCE justo cuando se estaban implementando varias reformas importantes. Primero, en el MEF, trabajé en el proceso de implementación del nuevo esquema de reglas fiscales bajo la Ley de Fortalecimiento de la Responsabilidad y Transparencia Fiscal. Luego, en PRODUCE, participé en el diseño y la implementación del Plan Nacional de Diversificación Productiva, que incluía iniciativas como las Mesas Ejecutivas, la ley de Factoring, entre otras.


En general, los temas de macroeconomía de largo y corto plazo me han acompañado a lo largo de mi trayectoria profesional. Más recientemente, durante mi tiempo como Research Fellow en el Growth Lab, trabajé muy de cerca con el sector público peruano en un estudio sobre las capacidades productivas y las restricciones al crecimiento económico de la región Loreto, que finalizó con una serie de propuestas de política. Este trabajo incluyó tanto al Ministerio del Ambiente como al Gobierno Regional de Loreto, entre otras instituciones.


2) ¿Consideras que hay aprendizajes que obtuviste, digamos, en la cancha, que te hubiesen gustado saber al iniciar?


Claro que sí. Destacaría que es trabajando en el Estado donde aprendes mucho sobre todo el proceso de diseño, implementación y ejecución de políticas públicas. Las buenas políticas públicas no solo se hacen a partir de buena teoría, sino que, además de ser técnicamente correctas, deben poder ser implementadas en un contexto específico. En esta línea, trabajar en el Estado también te enseña sobre su capacidad de implementación y sobre las restricciones a las que se enfrenta. Una política muy buena técnicamente pero que el Estado no puede implementar por no tener la capacidad, o que es políticamente inviable, muy probablemente se queda como borrador.


3) ¿De qué manera tu experiencia en el sector público influyó en tus labores de investigación posteriores?


Cuando hacía investigación aplicada en el Growth Lab, lo que hacía era estudiar cómo y por qué los países crecen, no desde una perspectiva exclusivamente teórica, sino que trabajando directamente con los países o lugares. Por eso, colaboramos directamente con los gobiernos en sus estrategias de crecimiento y desarrollo. Haber trabajado en el Estado me dio las herramientas para entender mejor cómo es el proceso de generación de políticas públicas y las restricciones a los que los gobiernos se enfrentan.


4) Al respecto, quería preguntarte un poco sobre lo que has investigado en el equipo del Growth Lab. ¿Qué podría hacer el Estado para aprovechar mejor, o al máximo, estos aprendizajes?


Para aprovechar cualquier aprendizaje, es importante que no solo el Estado sea el único receptor de la información sino también esta sea trabajada con la academia, el sector privado, y la sociedad civil. Por ejemplo, en el caso de Loreto hay muy buenos ejemplos de colaboración público-público y público-privado para impulsar políticas de desarrollo productivo.


En general, me parece que es importante saber escuchar diferentes perspectivas y preguntar mucho para hacer buenas políticas públicas. Vivimos en un país y un mundo muy diverso, donde hace más falta ponerse en los zapatos del otro y entender que hay más de una manera de ver el mundo. Por eso, la formulación de políticas públicas no solo requiere rodearse de expertos sino también de escuchar a las mismas personas que van a recibir el servicio público.


El crecimiento económico no es un proceso del todo lineal como algunas veces parece. No solo basta con replicar lo que se hizo en otros países, sino que se debe aterrizar y contextualizar a la realidad que uno tiene enfrente. Por ejemplo, cada país o cada lugar puede tener restricciones diferentes al crecimiento. Por eso es que es importante escuchar y conversar con los diferentes actores políticos y sociales. Es de esta manera que creo que los aprendizajes podrían ser mejor aprovechados.


5) ¿Consideras que haya algún rol particular para los jóvenes del sector público en la mejora del Estado?


Claro, los jóvenes tienen mucho que aportar. Por ejemplo, pueden traer ideas innovadoras que empujen varias reformas que necesita el país. La información fluye muy rápido y los jóvenes estamos muy expuestos a este flujo, lo cual aumenta esta capacidad innovadora. Además, los jóvenes tenemos un sentido de urgencia muy fuerte y mucha motivación.


6) ¿Qué le recomendarías a un joven gestor público que quiere desarrollarse y crecer dentro del sector público?


Primero, vuelvo a la importancia de saber escuchar diferentes perspectivas. Segundo, no olvidar la necesidad de ir más allá de las propuestas técnicamente impecables; también es importante pensar en la gestión, la capacidad de implementación del Estado y la política. Finalmente, diría que hay que ser paciente. A veces los cambios no son tan inmediatos como uno quisiera. No hay que frustrarse cuando las cosas van lentas. Por el contrario, hay que seguir empujando y confiando en que podemos generar cambios.

267 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo