• Equipo Impacta

Historia de Éxito 006: Claudia Cáceres

¡Conozcamos a Claudia Cáceres! Joven Magíster en Administración Pública y Desarrollo Internacional. Claudia nos brinda detalles de cómo nació su interés por la gestión pública y algunos consejos para seguir ampliando nuestros conocimientos y desarrollándonos con el fin de lograr un mejor futuro para todos.




  • Claudia Cáceres: 28 años, Economista de la Universidad de Piura / Maestría en Administración Pública y Desarrollo Internacional (MPA-ID) en Harvard Kennedy School (HKS) / Área de Evaluación y Monitoreo en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).


1) ¿Cómo nació tu interés por la Gestión Pública?


Mi interés fue algo que creció a lo largo de los años. Durante los primeros semestres de mi carrera en economía aún no tenía claro de que iba a terminar trabajando en el Sector Público. Yo creo que una de las cosas que más influyó fue mi experiencia en voluntariados dentro de mi etapa universitaria. Anteriormente, cuando estaba en el colegio, ya había participado en algunos voluntariados, pero no de manera tan profunda como lo hice en la universidad. En los primeros años de carrera, fundamos junto con algunos de mis compañeros el primer voluntariado liderado por estudiantes dentro de la universidad, el cual estaba enfocado en la parte educativa. El ser parte de la organización, de plantearnos objetivos a largo plazo, de realizar las convocatorias y coordinar con los colegios fue sembrando en mí esta “semillita” de que era lo que podía hacer para seguir impactando en la vida de las personas de manera positiva en los siguientes años. Asimismo, en las visitas que realizaba a los colegios pude conversar con los directores y cuando me derivaban a la Dirección de Educación del Gobierno Regional conocí un poco más la labor de un servidor público. De esta manera, en los dos últimos años de la universidad tomé la decisión de hacer mi línea de carrera en Gestión Pública para lograr un impacto en las personas, generar mayores oportunidades y reducir brechas.

Es por ello, que en mi último año me trasladé a la Sede Lima de mi universidad para poder llevar electivos relacionados a la Gestión Pública y empezar a hacer prácticas. Cuando egresé, trabajé seis meses en esa área dentro de una consultora. Luego ingresé al Ministerio de Educación y fue ahí donde sentí que ese es el rol que quería desempeñar. Me gustó ser parte de la analítica de diversos temas educativos y saber que tenía una plataforma con la que puedo impactar en la gente. Actualmente, estoy trabajando en el BID y sé que todo el aprendizaje que voy adquiriendo y el que obtuve durante la maestría, servirán para el futuro rol que pueda tener dentro del Estado.


2) ¿Por qué decidiste estudiar una maestría en Gestión Pública?

Tuve la oportunidad de conocer la forma de trabajo y el rol de las personas que ya habían pasado por la misma maestría y admiraba la forma en la que podían tomar decisiones y crear soluciones, y me puse de meta lograr algo similar. Eso me impulsó, en ese momento, a querer estudiar esa maestría. Sin embargo, por diferentes razones postulé dos años después. Ese periodo de dos años fue muy valioso, ya que me dio el tiempo y madurez que necesitaba para sacar un mayor provecho a la maestría. Trabaje en otra institución del estado, teniendo un rol más de coordinación. Vi más de cerca como las decisiones políticas se tomaban. Después de esas vivencias, decidí que la maestría era el paso más natural. Llegue a un punto en mi vida, donde sentía que saltaba muy rápido a las respuestas que yo creía como ciertas sobre los problemas públicos y quería que esas respuestas sean cuestionadas y ampliadas. Era momento de dar unos pasos atrás para comprender mucho más, conocer nuevas personas, nuevos puntos de vista y aprender de los profesores que iban a retar mi forma de pensar y lo que yo creía cierto.


3) ¿De qué manera la maestría que has cursado ha contribuido con tu desarrollo profesional y personal?


Dentro de los dos años que dura la maestría, se ven tanto temas netamente teóricos como de desarrollo personal. En el aspecto profesional, me ayudó a tener muchas ideas nuevas e innovadoras. Asimismo, gracias a que en el primer año estudiamos principalmente economía pura, ahora tengo mucha más claridad sobre temas teóricos. Siento que el hecho de regresar nuevamente a las aulas me permitió repensar diversos temas, lo cual es muy útil para ejercer, en un futuro, un papel en la gestión pública dentro del país. Además, el aprendizaje que he obtenido de mis profesores y de su amplia experiencia contribuyeron a ser más analítica para la toma de decisiones técnicas adecuadas. Todo este conocimiento pude combinarlo, en mi segundo año, con los cursos de desarrollo personal. Me enseñaron habilidades blandas, liderazgo y temas relacionados a cómo aprender a reaprender, cómo escuchar mejor a las personas, como ejercer un correcto liderazgo, entre otros. Estos aprendizajes fueron los mejores de mi etapa de maestría, y aunque no son temas teóricos de economía, ahora sé la importancia de ponerlos en práctica.

Por otro lado, el poder compartir este programa con 68 estudiantes y con una diversidad de nacionalidades (más de 20) ha sido muy enriquecedor, cada uno tenía amplia experiencia profesional y personal. Esto generó un espacio de debate muy enriquecedor. Considero que la contribución de mis compañeros y a las discusiones que tuvieron lugar dentro de las clases son invaluables. Es por ello, que cuando esté en un cargo público y tratando de lidiar con una política pública específica; sé que siempre podré encontrar su soporte. El tener esta red de contactos y saber que estoy a una llamada de distancia de mis compañeros, quienes quizás están teniendo el mismo rol en sus países y que me pueden apoyar con su experiencia significa mucho para mí.


4) ¿Cuál crees tú que es el mayor aporte que damos nosotros los jóvenes en la Gestión Pública?


Considero que son tres grandes aportes que los jóvenes podemos brindar.

En primer lugar, las ideas frescas que tenemos y podemos aportar. Es decir, la importancia de contar con distintos puntos de vista e ideas innovadoras permite crear un componente fundamental dentro de cualquier grupo de trabajo. Sin embargo, muchas veces las personas pueden subestimar la importancia de un libro nuevo y abierto, el cual siempre estará dispuesto a absorber y proponer ideas nuevas.

El segundo punto es la motivación que traen, quizás lo estoy romantizando, pero siento en los jóvenes un deseo de generar un cambio en el país y creo que esa energía es importante si estás trabajando para el Estado. Normalmente, dentro del Sector Público, y en muchos otros espacios laborales, sucede que puedes caer en la rutina y perder un poco las ganas y energías; y es por ello la importancia de contar con los jóvenes, pues van contagiando sus ganas de trabajar y contribuir con la sociedad. En mi experiencia, en mi cuarto año trabajando en el Ministerio, de repente empecé a perder un poco el aire de cómo hacer las cosas y simplemente conocer a jóvenes que estaban recién entrando y que tenían toda la motivación, realmente fue contagioso y causaron en mí querer mejorar.

Finalmente, el hecho de querer revalorizar la gestión pública en el país y la responsabilidad implícita que tenemos dentro de ese objetivo. Como jóvenes podemos aportar mucho para crear una mejor plataforma de cambio.


5) ¿Qué consejo les darías a los jóvenes que están interesados en estudiar una maestría relacionada a la Gestión Pública?


Mi primer consejo va dirigido a los que están pensando en postular a una maestría relacionada a la Gestión Pública, es importante analizar cómo vas en tu carrera profesional, en qué etapa te encuentras. Ser consciente de eso es fundamental para no apresurarse con la decisión, pero tampoco postergarla demasiado. En caso ya estés postulando, es necesario que reflejes tus metas, ideales y quién eres como persona durante la postulación. Conversar con personas que ya pasaron por esa experiencia ayuda mucho.

También es importante tener en cuenta que, cuando estudias estas maestrías, la oferta de cursos, de charlas, de profesores y de personas que te pueden brindar nuevos conocimientos es muy amplia. Es por ello que, contar con experiencia previa en ese campo es necesario, y más aún, es clave saber qué es lo que quieres y esperas, para que los objetivos que tenías en mente en el momento que aplicas y las metas que vas proponiéndote mientras estudias no se vean perdidas en la oferta tan voluminosa que hay. Cuando un solo lugar lo tiene casi todo es muy fácil querer aprender todo y terminar aprendiendo nada por el poco tiempo que se pasa volando. Por el contrario, también puede ser fácil perderse en un tema específico que te encanta y no aprovechar otras cosas nuevas que puedes aprender. Yo creo que la clave es encontrar un balance saludable entre ambos.

Por otro lado, las maestrías tiene dos fechas límites, la primera es para postular al programa y la segunda es para postular al financiamiento. Entre algunas razones por las que aceptan a los candidatos es por la experiencia previa en el Sector Público, pues buscan que los beneficiarios tengan el compromiso con regresar al país y con trabajar en el Estado o entidades relacionadas. Hay que tener en cuenta que las postulaciones tienen 3 componentes importantes que son: las cartas de recomendación, los ensayos, y los exámenes de inglés y el GRE, que es un examen internacional de razonamiento matemático y verbal. En algunos casos también se tiene entrevistas personales.

A esta nueva generación les diría que sí están en la Gestión Pública porque quieren generar mayor impacto, si creen que tienen las herramientas y la motivación de mejorar; no lo duden dos veces e inténtenlo. Lo peor que les puede pasar es que no les guste y se quieran salir, lo cual dudo mucho.

Al final, yo creo que como servidores públicos es muy importante entender que se necesita mucha gente para poder generar el cambio que todos queremos. Es importante que no se rindan y contagien todas esas ganas que tienen a las personas a su alrededor, porque creo que el rol no solo es de los gestores públicos, sino de toda la población en poder revalorizar esta carrera y lograr una buena coordinación entre el sector público y privado.

313 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo